El Kokuo de Cinco Colas




El Kokuo de Cinco Colas es una de las Bestias con Colas de Naruto Shippuden. Se trata de uno de las criaturas más poderosas de esta serie de dibujos animados y es exclusiva de la segunda parte del anime. El jinchuriki del Kokuo de Cinco Colas era un ninja conocida como Han, que formaba parte de la Aldea Oculta entre las Rocas. Los miembros de la organización Akatsuki lograron capturarlo y extraerlo antes del comienzo de Naruto Shippuden, de hecho se cree que fue la primera o la segunda bestia con cola en ser capturada.

La historia del origen de esta bestia es similar a la de las otras bestias con cola: nació por decisión del Sabio de los Seis Caminos, quien optó por separar el chakra del Shinju, la bestia de diez colas que llevaba sellada en su interior. La criatura fue dividida en nueves partes y una de esas partes fue el Caballo-delfín de Cinco Colas, Kokuo. En algún momento desconocido luego de haber nacido, el Kokuo de Cinco Colas fue capturado por la Aldea de la Roca y sellado dentro de Han, aunque Akatsuki logró extraerlo y sellarlo en la Estatua Demoníaca.

El Kokuo de Cinco Colas

El Kokuo es una bestia de color blanco cuyo aspecto es similar al de un caballa, aunque también posee algunas características propias de un delfín, por eso es considerado un caballo-delfín. Aparenta tener un total de cinco cuernos en la parte de atrás de su cabeza, similar a su número de colas, que también resultan ser cinco. Sus ojos son de color celeste y tienen una notable línea de color rojo en la parte de abajo, como si fuera una ojera. No está clara la naturaleza de su chakra, pero se cree que podría ser agua o vapor.

Cuando era joven, la apariencia del Kokuo era similar a la actual, aunque se parecía más a un caballo pequeño y no tenía la cara tan alargada, y por supuesto no era tan grande.